¡Gracias, Gonzalo! Fue un acierto brutal contar contigo para la barra libre. Y gracias también a tu compañero que nos acompañó desde el cóctel y cumplisteis a rajatabla todas las instrucciones que os pedimos.

Gracias a Gonzalo pudimos hacer uso del humo y del fuego frío, ya que los de la Finca no estaban muy seguros de dejarnos (la boda fue debajo de una jaima y tenían miedo de que se quemara). Desde luego que si necesitara DJ para otro evento o algún amigo/a se casara, con los ojos cerrados les recomendaría a Gonzalo. Si hay alguien más indeciso que yo a la hora de elegir cosas para la boda, de verdad, quedaros con ellos. A los novios nos gustó mucho y a nuestros invitados les encantó.